Enorme, rápida e irreversible. Así se describe la sucesión de cambios que está provocando la evolución de Internet. Nuestras vidas se han visto enormemente afectadas por la aparición de Internet en lo cotidiano, lo personal y lo profesional. En este último ámbito, algunas de las profesiones más demandadas en 2010 todavía no existían en 2004.

Sin embargo, la transformación más reciente es en el ámbito social. Antes, Internet era un “canal” para enviar correos electrónicos, descargar información, archivos de audio y vídeo, imágenes. Era algo útil para el trabajo, para compartir conocimiento y para el ocio. Ahora, además, es un ámbito en el que relacionarnos y compartir nuestras vidas. Pienso que, con el paso del tiempo, el uso de Internet estará presente en las relaciones humanas de la mayoría de las personas. No sólo eso, sino que también influirá, en la manera en que las personas se relacionan.

Esto ya se da en nuestros días. Por ejemplo, en España, es muy habitual entre los adolescentes y jóvenes el uso de la red social “Tuenti”. El modo de relacionarse entre los usuarios influye en sus relaciones en el exterior, ya que en su mayoría, los usuarios se tratan con sus amigos cercanos dentro y fuera de la red. Aunque siempre pueden ampliar el círculo, el trato más habitual es con los chicos y chicas con los que comparten su vida en la realidad diaria. Una muestra de cómo influye la red social está en los usuarios que acepto como “amigos” en la red social, la manera de “etiquetar” amigos en una foto, etc. Todo lo que ocurre en la vida virtual tiene su eco en la vida real, y viceversa.

Los derroteros que tomará la evolución de Internet no están claros para nadie, pero seguramente seguirán afectando profundamente el mundo que conocemos. Creo que éste será un ámbito profesional apasionante lleno de nuevos retos y desafíos a los que aportar soluciones.