FOCO – Daniel Goleman

Home  /  Sin categoría  /  FOCO – Daniel Goleman

¿Es posible que la atención se haya convertido en el recurso más escaso hoy en día?

Mantener la atención en algo durante un mínimo de tiempo es una habilidad olvidada pero muy valiosa.

Si quieres lograr tus objetivos y desarrollar tus capacidades, tus negocios o cualquier cosa que quieras lograr, necesitarás mantener el enfoque en ellas a lo largo del tiempo. No es fácil, pero Daniel Goleman, con su libro “Foco” te da las claves para conseguirlo.

Prestar atención es la clave de todo

La gran cantidad de información que se maneja en el mundo actual, genera una pérdida de atención.

Goleman enfoca este tema, partiendo del hecho de que te debes adaptar ADAPTARSE a este mundo que evolucionara cada día y prestar atención es una habilidad que se debe trabajar. La realidad que vives está directamente relacionada con las cosas a la que le prestas atención. Lo que aprendes es resultado de lo que decidiste darle tu atención y enfocarte en ello.

2 Clases de distracciones

Hay dos clases de distracciones las distracciones sensoriales que son sensoriales y las DISTRACCIONES derivadas por las emociones. En el caso de las distracciones sensoriales estas son producto de elementos externos como los sonidos, colores, sabores y olores que provocan una respuesta de tu cerebro. Por otro lado, las distracciones emocionales son las derivadas de situaciones que afectan la vida personal como por ejemplo la ruptura de una relación o algún problema familiar.

Es importante poder manejar estas dos clases de distracciones. Si mantienes el enfoque, tu cerebro conecta la información que ya conoce a la nueva que está adquiriendo y de esta forma se forma una conexión con el tema lo que te mantiene enfocado.

Cuando existen más distracciones, menos información puedes retener. Por ejemplo al momento de leer un libro o una novela tu cerebro crea un camino con la información, para ellos es necesario que te concentres en lo que lees.  

FOCO – Daniel Goleman

¡Deja de vivir en modo automático!

Tienes que saber que el cerebro se divide en dos sistemas, uno donde el sistema trabaja de abajo hacia arriba y es llamado la “mente bottom-up”, mientras que el otro trabaja de arriba hacia abajo o mente top-down).

La mente bottom-up es capaz de ayudarte a resolver problemas de manera involuntaria, por lo tanto, no está consciente de su función. El principal objetivo de la mente bottom-up es ayudarte a tomar decisiones rápidas y procesa información en corto plazo.

En cambio, la mente top-down es la responsable de las acciones más conscientes y de las cuales tú tienes el control. Estas acciones mentales se manifiestan en el neocortex y también pueden tomar control de la mente bottom-up:

Esta mente requiere de más energía para ser usada y no puede trabajar tanto tiempo sin descanso;

Además, tiene la capacidad de controlarte y sobreponerte a pensamientos de la mente bottom-up;

  • Gracias a ella puedes adquirir nuevos conocimientos e información;
  • Solo procesa una información a la vez y la procesa en detalle antes de dar una solución;
  • Te da la capacidad de planificar, reflexionar y decidir.

La función principal del cerebro es distribuir las tareas en cada uno de los sistemas dependiendo de la necesidad para solucionar cada situación de la mejor manera posible.

Cuando expones a tu cerebro a un volumen muy grande de información de seguro no serás capaz de asimilarla toda y estarás más propenso a distraerte. La mente bottom-up crea hábitos y rutinas de forma rápida, aunque muchas veces las distracciones se pueden asumir como una rutina que haces de manera inconsciente lo que te hará distraerte frecuentemente.

 

Algunas veces puede serte útil divagar y tener un enfoque suelto

A veces que solo te mantengas enfocado en una sola cosa puede ser perjudicial, ya que te pierdes de ver y evaluar otras opciones, recuerda mantener la mente abierta hacia otros objetivos que te ayuden a alcanzar cosas importantes para ti.

Aunque cada vez sea más difícil relajarte y estar contigo mismo, es importante que cada cierto tiempo tengas estos momentos para ti, ya que de esta manera alimentas tu creatividad e imaginación, así como la capacidad de concentración para resolver cualquier tarea que se te presente. Para ti y muchos más puede ser un reto dado que la rutina diaria deja poco tiempo libre para la reflexión y no puedes tomar ese espacio para evaluar nuevas ideas y oportunidades.

Goleman explica a solución adoptada por el criptógrafo Peter Schweitzer, ya que en su rutina diaria debía mantenerse concentrado para descifrar códigos y datos encriptados y al verse abrumado por tanta información decidió tratar de analizar los datos mientras caminaba en la calle lo que dio más estímulos externos a su cerebro y pudo trabajar más áreas de las que comúnmente usaba en su lugar de trabajo.

 

Si quieres hacerlo,

Divaga, pero con un objetivo. Esto alentará alienta tu creatividad

Hay 3 etapas que ayudan en tu creatividad:

  1. Orientación – cuando prestas atención al exterior y buscas información que te puede ayudar;
  2. Atención selectiva – cuando te enfocas en resolver un problema o situación en particular;
  3. Entendimiento – cuando asocias distintas fuentes de información para encontrar una solución.

Hoy en día la verdadera habilidad radica en la capacidad de combinar ideas e información para (flecha hacia) SOLUCIONAR PROBLEMAS solucionar algún problema o situación compleja. Esto es más fácil de lograr si tienes la mente libre y puedes divagar un poco entre todas las situaciones posibles, en cambio si tienes una agenda apretada que no te deja tiempo para pensar difícilmente alcances esa capacidad de solucionar cualquier situación. Para ser creativo tienes que darle a tu cerebro un tiempo para pensar de manera libre.

Encuentra el equilibrio

La principal distracción que tienes no viene de factores externos, viene de ti mismo, es decir, de tu propia mente. Para poder concentrarte debes ser capaz de controlar estas distracciones interiores. Goleman te recomienda en este caso la práctica del mindfulness.

Esta práctica es bastante sencilla y consiste en enfocarte en tus sentidos y desconectarte de los factores externos que te causan distracción. Tu cerebro siempre está decidiendo si divagar o ignorar los factores externos, así que si usas tu percepción en lo que te rodea te será más difícil concentrarte, pero si te enfocas en percibir tu yo interno las distracciones van a desaparecer.

Cuando encuentras el equilibrio interno tus pensamientos y rendimientos estarán abocados al cumplimiento de tus objetivos. Si siempre te mantienes enfocado en algo tu cerebro va a experimentar fatiga y cansancio.

Esto conlleva: disminución de la productividad, falta de concentración y energía además de irritabilidad. Para evitar estas sensaciones de vez en cuando debes de descansar y dejar divagar a tu mente en otras cosas, esta práctica es la que te ayuda a encontrar tu punto de equilibrio mental.

Encuentra tu voz interna

La fuerza de voluntad junto al trabajo duro, el enfoque y el sacrificio es lo que ayuda a alcanzar tus objetivos. De acuerdo a Goleman, la fuerza de voluntad tiene una alta influencia en el éxito personal y profesional. Si desarrollas tu fuerza de voluntad vas a logra mejorar tu enfoque y para lograr eso debes seguir algo llamado tu voz interior.

El poder de la resiliencia emocional

Cuando tienes la capacidad de reponerte ante una adversidad de la vida aumentas tu capacidad de resiliencia emocional, esta habilidad es la que define a una persona resiliente, además, este tipo de personas no dejan que las emociones afecten su estado mental y su forma de pensar.

 

Entiende la empatía

Hay dos tipos de empatía. La empatía cognitiva: nos capacita para ver el mundo a través de los ojos de los otros y colocarnos en su lugar. Mientras que la empatía emocional nos permite sentir lo que los otros están sintiendo. Saber cómo actúa la empatía es básico para desarrollar la habilidad de prestar atención.

Percibe el sistema como un todo

Por naturaleza sueles prestar atención a lo que te sucede de manera inmediata y después olvidar con el paso del tiempo.  Es por ello que debes educar a la mente para que capte una visión amplia de las cosas que te rodean y plantear soluciones definitivas.

 

¿Y qué relación tiene esto con el LIDERAZGO?

Veamos cómo afecta esto al desarrollo de un líder.

Un líder debe saber prestar atención. Más que resaltar sus aptitudes profesionales un verdadero líder debe contar con la capacidad de dirigir a sus seguidores por la dirección más oportuna. Para que un líder sea exitoso debe conocerse a sí mismo y comprender todo lo que lo rodea.

El saber escuchar y conectarse con los demás son las características más resaltante de un buen líder.

¿Cómo llegas a ser un  buen líder?

Para ser un buen líder debes considerar los siguientes aspectos:

  • Tienes que tener la capacidad de presentarle a tus seguidores una visión real  de las razones para tomar el camino que planteas.
  • Comprender las necesidades y aspiraciones de las personas que te rodean.
  • Ayudar en todas las actividades que desarrolle el equipo, saber escuchar todas las alternativas que se presenten.
The following two tabs change content below.
Comments are closed.